Archivo por meses: enero 2015

Breves notas acerca de la prisión permanente revisable

Desde el despacho de abogados Navarro & La Rosa Abogados en Alicante os trasladamos unas breves cuestiones acerca de la reforma del Código Penal aprobada el pasado día 21 de enero en la que, entre otras cuestiones, introducía en nuestro Ordenamiento jurídico la figura de la prisión permanente revisable.

Como su propio nombre nos dice, se trata de una pena de prisión, fijándose en principio por un tiempo indefinido, pero que está sujeta a una revisión que puede servir para que el reo recupere la libertad. Su objetivo reside en que los criminales más peligrosos que no demuestren ningún tipo de síntoma de reinserción en la sociedad puedan volver “a la calle”, poniendo en peligro la seguridad de las personas. Dicho tipo de prisión tiene muchos detractores, los cuales la consideran como una cadena perpetua encubierta.

Antes de la reforma, y pese que ya el Código Penal establecía (y establece) un cumplimiento sucesivo de penas en caso de acumulación de las mismas, también se preveía que en ningún caso pudieran sobrepasar de los 25, 30 o 40 años de cárcel, en función de la gravedad de las penas impuestas.

Este tipo de prisión no opera para todo tipo de delitos, sino que la misma se aplicará únicamente en el delito de asesinato en el que concurra una específica circunstancia agravante de las que siguen:

• Cuando la víctima sea menor de 16 años o se trate de una persona especialmente vulnerable.
• Cuando sea subsiguiente a un delito contra la libertad sexual.
• En los asesinatos múltiples.
• En los cometidos por miembros de una organización criminal.
• Delitos contra la Corona (matar al Rey, o a cualquiera de sus ascendientes o descendientes, o a la Reina consorte, entre otros).
• Delitos contra el derecho de gentes (matar o violar la inmunidad personal de un jefe de Estado extranjero o de otra persona internacionalmente protegida por un Tratado).
• Delitos de genocidio. Delitos de lesa humanidad (una variante del genocidio).

Por último, y en lo que atañe a la revisión de la pena, cumplida una parte de la misma que oscila entre los 25 y 35 años, el Tribunal deberá revisar de oficio si la prisión debe ser mantenida cada dos años, debiéndolo hacer también siempre y cuando el penado lo solicite, si bien desestimada una solicitud, hasta el plazo de un año no se podrá dar curso a nuevas solicitudes.

Qué hacer si me detienen. Pautas a seguir.

Ninguna persona puede ser detenida sino en los casos y en la forma que las leyes prescriben. Pero, por si en algún momento ello sucede, en el siguiente texto daremos alguna pautas y recomendaciones a seguir por cualquier persona que, por diversas circunstancias, haya podido ser detenida por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y hasta la puesta a disposición del Juez, de forma tal que estas pautas sean, con posterioridad, beneficiosas para el ejercicio de la defensa por el Abogado, ya sea de oficio o particular.

Cuando las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad vayan a detener a una persona, se debe actuar siempre con respeto y obediencia a todas las indicaciones que realicen los Agentes, dado que un comportamiento contrario no evitará que se produzca la detención y, de esta forma, se evita que puedan producirse nuevos hechos susceptibles de responsabilidad penal (Resistencia, Atentado, Lesiones, Amenazas, Insultos, etc, a éstos Agentes).

A continuación, cuando ya se ha procedido a la detención e indican el motivo de la misma, recomendamos no decir nada al respecto de los supuestos hechos que han provocado la detención. Es decir, desde el momento en que se produce la detención hasta que el detenido pasa disposición del Juez, no se debe declarar ni decir nada a los Agentes, pues todo lo que diga el detenido puede ser perjudicial para su defensa.

En Comisaría se producirá la primera declaración en la que el detenido será asistido por un Abogado, ya sea de oficio o particular. En este momento, el Abogado no tiene acceso al Atestado Policial, por lo que, como se ha expuesto en el párrafo anterior, NUNCA se declara en sede Policial.

Una vez que el detenido es puesto a disposición del Juez, donde también será asistido por un Abogado, aquí el Letrado normalmente ya ha tenido acceso al Atestado Policial y podrá asesorar al detenido antes de que declare ante el Juez y por tanto, es aquí donde realmente el Abogado ejercita eficazmente la defensa del detenido.

En Navarro&La Rosa Abogados Alicante, siempre recomendamos a nuestro clientes estas pautas a seguir, para así poder ejercitar eficazmente la defensa de sus intereses.

Abogados en Alicante - Derecho Penal

 

¿Buscas abogado en Alicante?

Contacta con nosotros!

El despacho Navarro & La Rosa Abogados Alicante ofrece servicios jurídicos en Derecho Penal, Civil, Matrimonial y Familia, Laboral, Contencioso-administrativo, Extranjería, Militar, Mercantil y Concursal.

Despacho Navarro & La Rosa Abogados en AlicanteContratos, Reclamaciones de cantidad, Arrendamientos, Divorcios y Separaciones, Herencias, Despidos, Extranjería, Demandas, Denuncias y Querellas, Asuntos de Violencia de Género, Accidentes de tráfico e Indemnizaciones, etc.

Disponemos de Servicio de Atención de Urgencias 24 Horas en el teléfono 628.92.46.98.

Actuamos en toda la Provincia de Alicante (San Juan de Alicante, Elche, San Vicente del Raspeig, El Campello, Orihuela, Torrevieja, Santa Pola, Crevillente, Elda, Petrer, Villena, Novelda, etc.) y Murcia.

 

¿En los procesos matrimoniales se está exento o no del pago de tasas judiciales?

Los ciudadanos tienen la creencia de que en los procedimientos de familia se está exento del pago de las tasas judiciales, nada más lejos de la realidad, pues son determinados supuestos en los que se está exento del pago.

La legislación aplicable es la Ley 10/2012, de 20 de Noviembre, por la que se regulan determinadas tasas en el ámbito de la Administración de Justicia y del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, en la cual en su artículo 4.1 que versa sobre las exenciones objetivas de la tasa, se dice en su apartado a) “ La interposición de demanda y la presentación de ulteriores recursos en relación con los procesos de capacidad, filiación y menores regulados en el título I del libro IV de la Ley de Enjuiciamiento Civil. No obstante estarán sujetos al pago de la tasa los procesos regulados en el capítulo IV del citado título y libro de la Ley de Enjuiciamiento Civil que no se inicien de mutuo acuerdo o por una de las partes con el consentimientos de la otra, aun cuando existan menores, salvo que las medidas solicitadas versen exclusivamente sobre estos.” Y en este mismo artículo en el punto 2 que versa sobre las exenciones subjetivas, se dice en su apartado a) “Las personas a las que se les haya reconocido el derecho a la asistencia jurídica gratuita, acreditando que cumplen los requisitos para ello de acuerdo con su normativa reguladora”.

En Navarro&La Rosa Abogados Alicante analizamos cuidadosamente el procedimiento a iniciar al objeto de comunicar al cliente la exención o no del pago de la tasa judicial y así tener una aproximación de todos los costes que le puede suponer iniciar este tipo de procedimientos matrimoniales y también estudiamos posibles alternativas que ofrece la Ley para evitar su pago.

¿Por qué motivos podemos ser despedidos de nuestro trabajo?

Desde el despacho Navarro&La Rosa Abogados Alicante vamos a dar unas breves notas acerca de los tipos de extinción del contrato de trabajo y de los despidos que contempla la normativa laboral, así como la indemnización que correspondería.

En primer lugar, cabe hablar del despido objetivo, el cual se produce cuando se dan algunas de las circunstancias que el art. 52 del Estatuto de los Trabajadores prevé. Tales causas, entre otras, son: la ineptitud del trabajador, cuando el trabajador no consiga adaptarse a las modificaciones o innovaciones introducidas en su puesto de trabajo, cuando se den motivos económicos, técnicos, organizativos o de producción que supongan la necesidad acreditada de amortizar puestos de trabajo (es este uno de los motivos más comunes a la hora de realizar este tipo de despido, teniendo el empresario que acreditar que la empresa necesita reducir costes para subsistir, y que despidiendo a ese trabajador tu empresa obtendrá un ahorro real de costes), etc. En cuanto a su indemnización, este tipo de despido se indemniza actualmente con 20 días de salario por año de servicio, con un máximo de 12 mensualidades.

En segundo lugar, y por lo que respecta al despido disciplinario, este se produce cuando el empresario extingue el contrato alegando un incumplimiento grave y culpable del trabajador. Un ejemplo de sus causas serían, entre otras, las faltas de asistencia o puntualidad al trabajo de forma reiterada e injustificada, la indisciplina o desobediencia en el trabajo cuando sea grave e injustificada, las ofensas verbales o físicas al empresario, acudir al trabajo en estado de embriaguez, etc. En cuanto a la indemnización a percibir, dependerá de si el Juez lo califica de despido procedente, improcedente o nulo, teniendo unos efectos u otros.

En tercer lugar, y en lo que atañe al despido colectivo, este se dará cuando por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, en un plazo de noventa días, la extinción del contrato afecte a un número determinado de trabajadores que prevé la normativa. En cuanto a su indemnización, este tipo de despido se indemniza actualmente con 20 días de salario por año de servicio, con un máximo de 12 mensualidades.

En cuarto lugar, hay que tener en cuenta que los motivos dados por el empresario para los anteriores despidos pueden no ser acogidos favorablemente por los jueces, por lo que si el trabajador reclama judicialmente el despido, el Juez podrá calificarlo como despido procedente, despido improcedente o despido nulo. En cuanto a sus consecuencias, si el despido es calificado como procedente, sería porque han quedado correctamente acreditadas en sede judicial las causas del despido disciplinario del trabajador, por tanto el contrato con el trabajador se extingue sin que se produzca ningún tipo de indemnización. No obstante, si el despido se declara procedente y las causas por las que se ha producido son objetivas, hay que recodar que la indemnización será de 20 días por año trabajado con un máximo de 12 mensualidades.

Por otro lado, si el despido es calificado como improcedente, se trataría de un despido en el que no se le ha acreditado al juzgados el incumplimiento laboral del trabajador o bien cuando el despido realizado no cumple los requisitos formales que establece la ley. Como consecuencia el trabajador tiene que ser readmitido en su puesto o bien recibir una indemnización, que actualmente se calcula a razón de 33 días de salario por año de servicio, hasta un máximo de 24 mensualidades.

Por último, si entiende el Juez que el despido es nulo, es porque el motivo del mismo tendrá que ver con discriminaciones prohibidas en la Constitución o en la ley, o cuando se violen los derechos fundamentales del trabajador. La declaración de este despido supondrá la readmisión inmediata del trabajador en su puesto de trabajo y el abono de los salarios correspondientes al período en el que no ha estado trabajando.

En el despacho Navarro&La Rosa Abogados Alicante, tras un estudio riguroso de las condiciones y motivos del despido, podremos determinar que indemnización te corresponde, procediendo a su reclamación judicial si fuera oportuno.